Dirección:
Colón y Victor Rivas
Limpio - Paraguay

Telefax:
(595 21) 781 042

¡CUANTOS NI!

Corrían los años 70 del siglo pasado y un grupo de jóvenes audaces (matrimonios y solteros)vinimos de Argentina y nos juntamos con algunos locales (paraguayos) para poner las manos en el arado siguiendo a nuestro Señor Jesús. Él nos llamaba a ocuparnos de los pobres y a no cansarnos de hacer el bien. Casi cuarenta varones cada día al terminar nuestro día de trabajo, viajábamos en una vieja combi alemana verde hasta Limpio para, con nuestras manos, construir desde las 19:00 hasta las 24:00 horas, lo que hoy es el edificio central del Centro. Cenábamos y regresábamos a Asunción. Yo, que era el chofer, llegaba a casa a las 3 de la mañana, me duchaba y a dormir. A las 6 de nuevo al trabajo. Durante casi dos años llevamos esta vida. Que locos!!!. Plantamos todos los eucaliptos, chivatos, lapachos, pinos, sauces. Criamos gallinas, cerdos, patos. Aprendimos a ordeñar (¡pobres vacas!).

Un día ese frenesí se detuvo. Era necesaria una pausa. Regresamos a nuestra vida "normal". Casi dos años después Mónica y yo regresamos a Limpio y apoyados en un poste sentimos que nuestro corazón volvía a latir por este lugar y por la visión que nos trajo al Paraguay. Niños y Colegio. De nuevo esa urgencia por comenzar.

Nos mudamos un 1 de agosto de 1981. La casa era grande... no tenía ventanas, ni puertas, ni agua corriente, ni energía eléctrica, ni pisos... cuantos ni; pero era nuestro hogar.

No sé cómo ni con qué pero fuimos creciendo. En la medida que recibíamos hijos (cincuenta y cuatro) los edificios fueron apareciendo. No era magia, era EL SEÑOR a cargo.

Cuántos voluntarios construyendo o enviando dinero, que multifacético nuestro Dios; mennonitas e indígenas del Chaco, norteamericanos, alemanes, argentinos; mujeres, varones; jóvenes, adultos; casados, solteros...

Hoy aquí esta el Centro. Que hicimos mucho, poco, nada... Creo que sí hicimos algo. Experimentamos que Él habitó entre nosotros y vimos su gloria ¿Qué mas podemos pedir?.

Gastón J. Guzmán Fontaine

 

RESEÑA HISTÓRICA DEL TRABAJO MISIONERO EN LIMPIO
(1981 - 2003)

La idea de un Hogar - Escuela nace hace muchos años y se concreta en 1981 cuando, apoyados por la Iglesia Cristiana y Misionera Paraguay, los esposos Gastón José Guzmán Fontaine y Mónica Huck de Guzmán F. se mudan a la localidad de Limpio, a 25 Km. de la ciudad de Asunción. En Limpio se encontraba la propiedad de la Asociación Evangélica Asambleas Bíblicas Paraguay, entidad fundad con el fin de apoyar diferentes emprendimientos misioneros para predicar el Evangelio y servir a la comunidad en forma práctica a través de Hogares para huérfanos, escuela, asistencia médica, etc.

Los esposos Guzmán Huck, argentinos de nacimiento, habían venido de Argentina con este fin en 1975 y participando activamente en la construcción de algunos edificios (hoy Centro Educativos Ñandejara y Hogar de Niños Ñandejara, Casa Ágape). Ambos son, hace 22 años, directores de esta misión.

En estos años han pasado 54 niños por el Hogar, la mayoría abandonados y otros huérfanos. Un grupo de 40 fue estable durante este tiempo. El Hogar ha funcionado siempre en estrecha relación y bajo la misma dirección que la escuela, con la particularidad de que en el Hogar los directores son considerados como los padres.

En 1983 se funda la Escuela Ñandejara, con un Pre-Escolar y como anexa a otro colegio cristiano (Instituto Paz), independizándose algunos años mas tarde. Hoy el Colegio abarca desde guardería hasta los Bachilleratos Técnicos en Contabilidad e Informática.

Es importante resaltar que el Hogar Ñandejara, Casa Ágape y el Colegio con el mismo nombre, señala como actividad primordial su función misionera. Desde su fundación, esta obra se ha sostenido por medio de ofrendas y donaciones. Es una obra de Fe.

 
El Poder de la Creatividad, aplicado a Internet